Noelia y Borja (A Coruña)

La idea de tener un perro no me nació de un día para otro, tampoco fue fruto de una casualidad si no algo meditado a conciencia durante largo tiempo; porque no todos los días traes a un nuevo miembro a la familia y mucho menos  conocer de antemano tantas características de ese nuevo miembro, en mi caso siempre había tenido predilección por los perros nórdicos, y probablemente no estaría escribiendo esto si hace tres años en una conversación en el trabajo hablando sobre las razas de perros que nos gustaban un amigo no me hubiese dicho “Si te gusta esa clase de perros busca en google Perro Lobo Checoslovaco, vas a alucinar…” y efectivamente alucine. No pasaron más de 4 meses hasta que pude ver unos cuantos ejemplares e interactuar con ellos, y ahí sí que me enamore de la raza perdidamente, fue como un virus que se te mete dentro y algo te dice que tiene que ser esa y no otra raza la de tu perro.

Después de mucho buscar y ver muchos perros tuve la suerte de toparme con Erica y Alberto, que no solo fueron tan amables de acomodarse a mis horarios para que pudiese ver las instalaciones  y a sus perros, si no que han guiado a mis pasos en todo el proceso, desde la reserva hasta la recogida de la pequeña Cruz del Sur Maya Wolfdog Land.

Podría deshacerme en elogios y aun así no bastaría para expresar ni la gratitud  por el viaje que inicio gracias a ellos, ni lo cuidados, sanos y hermosos que son sus perros, pero si he de recalcar algo, es que se desviven por los cachorros, tanto en los primeros y duros días (controlándolo  todo para evitar imprevistos) hasta el día en que veréis a Erica llorar como la madalena cuando le arrebatéis a sus niños (son suyos). La socialización temprana que tan importante es en esta raza cuidado en cada paso y nueva situación que viven los pequeños.

Tened por seguro que tendréis fotos y videos de sus primeros momentos, o puede que os pase como a mí y os despertéis con el móvil colapsado y la feliz noticia del nacimiento. Tendréis en Erica y Alberto toda la tutela necesaria desde ese primer momento y seguirán ahí cuando el cachorro este en casa. Son para mí todo un ejemplo de dedicación y entrega para con la raza y para con sus perros.

Sea cual sea vuestra elección (en lo que a sus perras se refiere) acertareis seguro, son ejemplo de belleza de salud perfecta y con un carácter inmejorable. Zoray madraza consumada, Ira es guapísima y aunque sea muy peque aún Cassi apunta muy muy alto (No se ha notado mucho que es hermana de Maya). De sus machos más que decir tenéis que ver a Volker en vivo y en directo. Si os decidis repetiréis y no lo penséis si quereis un PLC lo que queréis es un Wolfdog Land.

Os lo he dicho de viva voz, y os lo repetiré muchas veces, nunca os agradeceremos lo suficiente el tesoro que forma parte ya de nuestra familia, sois unas personas fantásticas y grandes amigos. De nuevo muchísimas gracias Erica y Alberto.

Borja González Allegue

Noelia Casteleiro Casas

Últimas entradas

Deja tu comentario