Experimentando el ataque de un pastor Alemán

El pasado mes de diciembre y gracias a nuestros amigos del club de adiestramiento Perlacan, pudimos experimentar lo que es la mordida de un pastor Alemán, por supuesto con al chaleco correspondiente.

Muchas veces lo habíamos visto desde fuera pero cuando en propia persona notas la fuerza de la mandíbula y las embestidas con su cuello que te llevan hacía los lados te das cuenta de la fuerza que realmente tienen estos animales.

Últimas entradas

Deja tu comentario