Antonio y Vanessa (Sevilla)

Erica y Alberto, no podemos estar más satisfechos, cada día que pasa, de haberos conocido y sobre todo haber confiado en vosotros para poder compartir nuestra vida con la perrita tan especial que tenemos con nosotros. Después de meses y más meses de darle vueltas al asunto, buscar información sobre la raza, analizar los mejores ejemplares y seguir la trayectoria de los más reputados criadores del país y el resultado de sus camadas, nos decidimos por vosotros, prácticamente sin dudas al respecto. En su día, nos enamoramos de la raza con las imágenes que vimos en Internet sobre la raza y casualidades de la vida, eran vuestros perros, ¡quién nos iba a decir que en un futuro seríais vosotros los que nos ayudaríais en esta aventura! Y por fin cuando vino al mundo la camada G lo vimos claro, era el momento de dar el paso. Pero lo que no nos imaginamos en ese momento es lo acertada que fue nuestra decisión por vuestra calidad como criadores y sobre todo vuestra calidad como personas. Los naturales nervios por confiar en vosotros enseguida se disiparon cuando vimos por la webcam, conectada las 24 horas del día, como cuidábais tanto de los cachorros como de la madre, como os turnábais para que nunca estuvieran solos, como pasábais las noches en vela a su lado y el cariño tan grande que mostrábais por ellos. Nos ayudásteis en todo, daba igual los problemas que se presentaran, siempre estábais ahí, para lo bueno y para lo malo. Por todo ésto os estamos tan agradecidos y os estimamos tanto que estamos seguros que nuestra amistad, aunque nos separen tantos kilómetros, será para siempre. Nos despedimos de vosotros esperando que muy pronto podamos volver a encontrarnos.

Vuestros amigos de Sevilla, Antonio y Vanessa.

Últimas entradas

Deja tu comentario